Testimonios EB: Javier J. Pérez (AMUPHEB)

Testimonios Coronavirus y EB.
Javier J. Pérez (AMUPHEB)

Mi nombre es Javier, socio de AMUPHEB y miembro de su Junta Directiva. Trabajo en el Hospital de Torrevieja como auxiliar de enfermería, en el área de salud mental y tengo espina bífida.

El coronavirus no ha cambiado en mi vida mucho mas que a cualquier compañero o a cualquier otro ciudadano que, igualmente, tiene que estar confinado en casa, respetando las normas del estado de alarma en el que nos encontramos.

En lo personal me ha cambiado en que, a la hora de entrar y salir de casa, soy más minucioso en la limpieza y desinfección de todo lo que entra y sale de casa, como de la ropa y yo mismo.

Quizás en lo profesional si me ha cambiado más, ya que entras al puesto de trabajo con la tensión de saber que puedes contagiarte y eso, quieras o no, te crea inseguridad y nerviosismo. Cualquier cruce con compañeros o pacientes es motivo de alerta, y eso al final crea tensión en el cuerpo y más cansancio mental. Pero somos profesionales sanitarios, debemos dejar el trabajo en el trabajo e intentar que nos afecte lo menos posible en nuestra vida diaria.

En mi unidad no estamos en contacto directo con los positivos o posibles positivos de coronavirus (covid-19), pero los pacientes que ingresan en planta, son tomados como posibles positivos por lo que mantenemos el protocolo de distancia y utilización de mascarillas y guantes. Y si en algún momento, algún paciente es sospechoso de ser positivo o posible positivo, se activa el protocolo y se le traslada a la unidad especialmente destinada para ellos.

En referencia a los equipos necesarios para protegernos, en mayor o menor medida los vamos teniendo, aunque si bien es cierto, que hemos tenido momentos de estar faltos de algún tipo de material, necesario para la protección del personal.

La unidad de salud mental es una unidad cerrada, por lo que puede dar la sensación de más protección, pero nada mas lejos de la realidad, al ser unidad cerrada estamos mucho mas tiempo expuestos, y mucho más tiempo en contacto con el paciente por lo que, en el caso de un positivo dentro de la unidad el riesgo de contagio es bastante elevado, por lo que tenemos que ser muy rigurosos con los protocolos de protección.

La Espina Bífida no me ha impedido afrontar el día a día de esta pandemia, los pacientes con espina bífida (con un grado de afectación a nivel físico, siempre que a nivel respiratorio o de corazón no estén afectados) no son grupo de riesgo, tenemos que tener precauciones como cualquier otro ciudadano.

ANIMO PARA TOD@S!
AL CORONAVIRUS LE VENCEMOS JUNT@S, TOD@S A UNA SOMOS MAS FUERTES!